Diversos sectores del país, coincidieron que la actualización reciente de Moody´s, en la que Nicaragua mantiene la calificación crediticia de “B2” con perspectiva estable, pronostica solidez, consolidación y desarrollo macroeconómico, reafirmando que la economía de Nicaragua va a buen ritmo de crecimiento.

Según la agencia calificadora de riesgo crediticio, Nicaragua tiene como principales fortalezas un crecimiento económico sostenido del 4% al 5%, niveles relativamente altos de inversión extranjera directa, bajas tasas de interés de la deuda externa del gobierno derivadas del financiamiento concesional y una alianza estratégica con el sector privado.

Moody's ubica a Nicaragua como una de las economías de más rápido crecimiento entre sus pares latinoamericanos y destaca la estrecha relación del gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y los bancos multilaterales de desarrollo.

Fuente: 
Departamento de Prensa CZF