Demostrando una vez más su confianza en el desarrollo económico de Nicaragua, la empresa de capital nacional Aceitera El Real inauguró en Chinandega una planta generadora de electricidad a base de biomasa, así como también una planta de fraccionamiento de aceite de palma.

La empresa invirtió 4.9 millones de dólares y con ello pretende abastecer la demanda eléctrica del plantel industrial y seguir sustituyendo las importaciones de aceite de palma y otros derivados.

En la construcción de las modernas plantas se generaron más de 100 empleos directos.

Aceitera El Real está reduciendo con la planta de generación eléctrica un 50% de su factura de electricidad. Otro aspecto importante es que el 85% del consumo eléctrico de la empresa ahora es a base de fuentes renovables.

La inauguración de ambos proyectos estuvo presidida por el delegado presidencial para inversiones, Álvaro Baltodano; y el presidente ejecutivo de la empresa, Horacio Rapacciolli.

Aceitera El Real exporta sus productos a Estados Unidos, Centro y Sur América, Europa y China; y genera más de 700 empleos directos tanto en el plantel de Chinandega como en el plantel de Managua, desde donde distribuye no solo sus productos sino marcas como Oreo, Tang o Ritz, a unos 16 mil clientes entre pulperías, mayoristas y supermercados.

Rapacciolli explica que con estas dos nuevas plantas la empresa se expande a un total de nueve, entre las que está la descascaradora de maní, la de extracción, la de refinado, la de manteca, la de jabón y la de alimentos procesados.

Cabe señalar que gracias a esta expansión Aceitera El Real está multiplicando su capacidad de producción.

De acuerdo al delegado presidencial para las inversiones este tipo de proyectos genera empleos en Nicaragua y son un factor de combate a la pobreza.

En este sentido, subraya que el crecimiento económico del país es reconocido por todos los sectores tanto nacionales como los mismos organismos internacionales.

El Gral. Baltodano es enfático en que Nicaragua es de Centroamérica el país con mayor potencial de tierras agrícolas y que por tanto hay que saber explotarlas.

Al respecto, afirma que en los últimos años se ha crecido en aproximadamente 10 mil hectáreas de palma africana y que para los próximos años las proyecciones son ampliarse en unas 15 mil más.

Señala que otro rubro que también está tomando mucho auge es el cacao, donde actualmente están en desarrollo unas 15 mil hectáreas.

Para el funcionario todo esto ha sido el resultado del modelo de alianzas que promueve el gobierno con la empresa privada.

Fuente: 
www.el19digital.com